cabecera bebe

Mario Monteverde Rodríguez Escrito por  Nov 04, 2015 - 683 Views

¿Cuándo comienza a existir el ser humano ?

Una vez que el irreversible prodigio de la concepción (unión del espermatozoide con el óvulo) se cumple, el embrión resultante es ya una vida, un individuo humano distinto, un organismo que lleva en sí todo lo necesario para organizar su propio crecimiento, multiplicación y diferenciación. Los conocimientos biológicos modernos confirman que el óvulo fecundado tiene ya inscritos los caracteres del individuo... sexo, talla, color de los ojos y de los cabellos, forma del rostro y hasta el temperamento. En épocas pasadas, otorgarle el nombre de humano, al ser que recién comenzaba a vivir dentro del útero, era una hipótesis difícil de comprobar. Este criterio era aceptado por ciertas religiones y se le concedía a la Filosofía la potestad de pronunciar el veredicto final al respecto, el que por cierto nunca llegó a ser un dictamen comprensible, exacto y acertado. Con el advenimiento de la Biología Moderna, sabemos que el dato básico que da al ser humano tal condición es la célula, o sea, la más pequeña cantidad de materia que reúne todos los requisitos de un sistema viviente. El hombre es un ser multicelular, cuya individualidad biológica se constituye al fusionarse la célula reproductora masculina con la femenina. 

esperma

Los espermatozoides llegan al óvulo. Luego, uno solo penetra y se produce la concepción. El embrión en estado de mórula, se dirige al útero para su implantación o nidación que ocurre cuando se llama blastocisto.

El óvulo sale del ovario a la mitad del ciclo menstrual (por lo general, alrededor del día catorce). Los espermatozoides se dirigen hacia el óvulo, y lo alcanzan en la parte exterior de una de las trompas de Falopio. Cuando un espermatozoide logra entrar en el óvulo, la superficie de éste cambia para que no entren más, y el óvulo fecundado (cigoto)  comienza a descender por la trompa. Ya dejó de ser un algo para convertirse en un alguien. Ya dejó de ser un qué, para convertirse en un quién. Ya dejó de ser subjetivo, para convertirse en objetivo. Ya dejó de ser una vida humana en potencia, para convertirse en un ser humano con todas las potencias. El embrión toma distintos nombres: Cigoto, Mórula, y Blastocisto.

  • Entre los 7 y 10 días después de la fecundación, el embrión se ha implantado en el útero, y no hay ningún cambio que nos permita llamar humano al embrión después de implantado, y no humano antes de la implantación.
  • Estamos en el día 14 del desarrollo embrionario, y el embrión sigue creciendo.
  • A los 18 días, el músculo del corazón inicia las contracciones.
  • Día 19... Comienza el desarrollo de los ojos.
  • A los 20 días aparece la base completa del sistema nervioso, y en el día 24 late rítmicamente el corazón.
  • A los 28 días se están formando los brazos, las piernas, las orejas y la nariz.
  • En el día 42 se completa el esqueleto y aparecen los reflejos.
  • A los 43 días el cerebro da señales de actividad eléctrica.
  • Se han completado 49 días después de la fecundación, y ya tiene la apariencia de un pequeño con orejas, nariz y dedos que muestran huellas dactilares.
  • A los 56 días funcionan todos los órganos... Cerebro, riñones, corazón, hígado, estómago… Su crecimiento se prolongará hasta los 23 años de edad aproximadamente.
  • A los 63 días mueve los ojos, la lengua y traga.
  • A la temprana edad de 9 semanas, se han observado fetos succionándose los dedos de las manos o de los pies.
  • Desde la semana 16, el feto es sensible a la luz. Una luz fuerte dirigida al vientre materno le altera el ritmo cardíaco y le hace girar la cabeza para eludirla. Es posible que perciba la diferencia de luminosidad entre el día y la noche.
  • El ser humano, dentro del útero, tiene preferencias musicales. Fetos de 4 y 5 meses son calmados por la música de Vivaldi y alterados, en cambio, por melodías de Beethoven y el rock.
  • Hay un caso registrado, de un feto que le rompió una costilla a su madre con sus patadas durante un concierto de rock.
  • Sigue creciendo sin que se noten cambios extraordinarios. Si la madre asiste  a un concierto a las 25 semanas de embarazo, el hijo saltará en el útero en sincronización con la percusión instrumental.
  • Ellos escuchan directamente y no a través de la reacción de la madre al sonido.
Importante tener en cuenta:
    • El feto no es un pasajero inerte dentro de la madre, al contrario, se hace cargo del embarazo. Induce cambios endocrinológicos en ella y determina la duración del embarazo, así como su postura durante este período y durante el parto.
    • El feto demuestra toda una variación de expresiones faciales. La inyección de un líquido frío, una acción dolorosa, un sabor desagradable del líquido que está tragando provocarán fruncimientos del ceño, muecas, movimientos de labios y en ocasiones... hasta patadas.
    • Gira, se contorsiona como un malabarista, se desplaza en todas las direcciones, chupa, agarra el cordón umbilical y sólo hacia el final, al aumentar su tamaño, se verá obligado a tomar la típica posición fetal.
    • Las emociones y actitudes de la madre, influirán notablemente en el éxito y desarrollo del embarazo y del parto.
Etiquetado como
Mario Monteverde Rodríguez

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

CONTÁCTANOS

    • Contribuye a formar familias con valores y herramientas que eduquen con la firmeza y AMOR necesarios para cimentar una sociedad de cambios constantes
    • Porque Padres educados pueden educar con la firmeza y Amor necesarios para cimentar una sociedad que enfrenta cambios constantes

 

  • Escríbenos a nuestro Consultorio Online
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…