cabecera pareja

María Fernanda Noboa Escrito por  Sep 28, 2016 - 706 Views

Infidelidad virtual

Tradicionalmente los ámbitos comunes temidos por la posibilidad de una infidelidad han sido siempre los lugares de trabajo, los viajes periódicos al mismo destino, los cursos de formación profesional, o las salidas a bares entre amigos. El factor común entre estos lugares y la infidelidad es la posibilidad de intimidar con alguien del sexo opuesto de manera cotidiana. Persona con la que se rompe la distancia profesional y se entra a una esfera personal, con quién en un inicio puede sentir deseo de desahogo por algún problema, o simplemente sentirse alagado por haber recibido fuertes coqueteos a los que se responde y se inicia un juego que se convierte en infidelidad. Hoy en día existe una nueva puerta de entrada a la infidelidad que son las redes sociales.

La Infidelidad Virtual

Para quien quiere ser fiel, puede esto ser una tentación, pero si ha optado seriamente por la fidelidad, podrá pasarlo de largo. Pero para quien está pasando por alguna crisis personal o de pareja, o la fidelidad no es un asunto muy valorado (ahora la relación no es para siempre), estas nuevas herramientas tecnológicas son una puerta más. Hay quienes invierten horas del día en Facebook, Instagram, Snapchat... se reencuentran con amigos, o ex enamorados (as) de quienes se habían desconectado, se ponen al día en su vida, y se inicia un intercambio de intimidad que no se hubiera dado si se hubieran encontrado repentinamente en el supermercado. Conoces súbitamente qué ha pasado con su vida, en donde viven, trabajan, si están casados o divorciados y porque se divorciaron, sus éxitos, fracasos, alegrías y tristezas….en muchos casos se siente empatía por haber vivido experiencias parecidas, en otros emoción porque lleva la vida que tú hubieras deseado para ti. A veces puede ser llevado por la curiosidad, otras por las crisis personales y de repente encuentras quien te escuche y se interese por tí, y surge el deseo de compartir más con esa persona y se intercambian el numero de celular. Todo esto ha pasado y solo has intercambiado a través de una pantalla, se inicia en la computadora, continua en el teléfono a través de Whatsapp, luego Facetime o Skype.  El coqueteo se hace cotidiano, te enganchas.  Qué fácil, qué rápido, cuán peligroso!!.  De ahí al encuentro personal hay solo un paso… y el resto ya lo conocen... Se ha sumado a la frase “a tu secretaria la contrato yo!”, el , “dame tu clave del celular, de Facebook...”, como prueba de fidelidad… los detectives están siendo reemplazados por hackers…que navegan por las computadoras de los posibles infieles hasta descubrir sus correos y mensajes.  Además de las gateadas a media noche para revisar el chat. ¡Cuanto riesgo!, abrimos puertas en dónde no sabemos que encontraremos del otro lado, pero las atravesamos arriesgándolo todo, y sin pensar que dejo atrás… con sensación de ser invisible… se han vuelto virtuales, pero no somos hologramas, somos de carne y hueso y los actos tienen consecuencias, o es que con la excusa de tengo problemas y me merezco ser feliz vivimos una enorme paradoja: ¡traicionándolo al otro, me traiciono a mí mismo! Solo cada uno de nosotros podemos poner límites a la elección de con quién compartir nuestra intimidad, con quién coquetear, con quién jugar, con quien conversar.

La tentación de entrar al juego virtual:

Si sientes la tentación de hacerlo con otra persona que no es tu pareja, te recomiendo que te hagas la pregunta ¿Para qué quiero compartir mi intimidad con ésta persona? ¿ que voy a conseguir, que gano, a quién le hago bien, o daño? ¿ Hace cuánto que no comparto esto con mi pareja?. ¿Crees que vale la pena entrar en el juego virtual? O será mejor inversión apagar la computadora o el celular y hacer algo positivo por tu relación de pareja? ¿crees que el coqueteo virtual aportará algo positivo a tu vida, o será profundizar aún más la crisis personal o de pareja que estés viviendo? Es mucho más saludable que te contengas a la curiosidad de lo que podrías experimentar, que seguramente será un bienestar inmediatista y pasajero, y comiences a vivir seriamente el amor por tu pareja. “La fidelidad no la podemos reducir a evitar la traición al cónyuge”(Tomás Melendo),  o no caer en la tentación, es mucho más que eso. Es vivir el amor al otro, es todo aquello positivo que hago por el otro para que se sienta amado. 

Etiquetado como
María Fernanda Noboa

Psicoterapeuta de Familia y de Pareja

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

CONTÁCTANOS

    • Contribuye a formar familias con valores y herramientas que eduquen con la firmeza y AMOR necesarios para cimentar una sociedad de cambios constantes
    • Porque Padres educados pueden educar con la firmeza y Amor necesarios para cimentar una sociedad que enfrenta cambios constantes

 

  • Escríbenos a nuestro Consultorio Online
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…