cabecera pareja

María Fernanda Noboa Escrito por  Jun 13, 2016 - 1397 Views

¿infidelidad económica? Cuando el dinero se interpone en la pareja

 ¿Que significa infidelidad?

Existen varios tipos de infidelidad dentro del matrimonio, no solo la afectiva. Hoy quiero compartir con ustedes algunas ideas sobre la infidelidad económica o financiera, alejada completamente de tecnicismos legales o posiciones feministas o machistas, simplemente desde lo que sucede humanamente dentro de la pareja en el matrimonio.

Siempre será mejor tener un conflicto abierto sobre el uso del dinero que una decisión oculta unilateral sobre su disposición

¿A qué me refiero?

Existen diferentes formas en las cuales las parejas manejan la economía familiar, es más, hay muchísima creatividad y diferencia de una pareja a otra. Lo importante en este aspecto es que haya un acuerdo entre los dos, y si es explícito mucho mejor, podríamos hablar prácticamente de un contrato en el cual las dos partes se ponen de acuerdo sobre una materia: el manejo de los ingresos y egresos amén de quién los produzca.

Las posibilidades son casi infinitas: si los dos aportan, si solo uno lo hace, si lo que los dos aportan es para los dos, o si lo que él produce es para los dos y lo que ella genera es para ella... Este es un tema, que aún en plena sociedad postmoderna, sigue siendo sensible y con muchos matices.

Usualmente las parejas van al matrimonio sin haber conversado sobre cómo será el manejo de la economía dentro del hogar, y lo que sucede es que cada uno lleva diferentes expectativas de cómo debe ser, según la experiencia que traen de sus propias familias, algunos queriendo hacer exactamente lo mismo que sus padres, porque lo consideran un buen ejemplo, otros queriendo diferenciarse de ellos, pues vivieron experiencias conflictivas, pero siempre llegan con una expectativa que van a tratar de cumplir.

¿Cómo se origina?¿Qué es la infidelidad económica?

El problema se origina en la falta de comunicación acerca de éste ideal, pues cada uno puede traer experiencias opuestas y al no compartirla hay ya un desacuerdo implícito, y por lo tanto un conflicto latente o disfrazado. Para evitar éste problema lo más recomendable es que exista un diálogo sincero sobre cómo creen que deban manejar esto y sobre cual es su realidad, sus planes económicos, y así ver en dónde están las coincidencias y las diferencias, para poder negociar sobre éstas últimas.

Si no existe este dialogo y por lo tanto la posibilidad de conocer lo que el otro piensa y un acuerdo… pueden llegar a la infidelidad económica que es la ocultación de ingresos e inversión de los mismos. Siempre será mejor tener un conflicto abierto sobre el uso del dinero que una decisión oculta unilateral sobre su disposición. No es lo mismo discutir por las prioridades sobre las cuales debe invertirse, que ocultar lo que se tiene.

Cuando uno miente al otro sobre cuanto gana o si omite compartir con el otro el valor de sus ingresos, o si ha recibido una bonificación adicional o una utilidad, y la pareja espera que comparta la información y se le comunique en qué lo va a disponer o que juntos dispongan sobre esos ingresos, la desconfianza se instala en el otro, tarde o temprano se descubre, y se lo vive como un engaño. Ahí es cuando empieza uno a perseguir al otro con preguntas hasta el cansancio, a revisar bolsillos, a abrir estados de cuenta, a buscar en cajones, esperando encontrar eso que se ha escondido, o sino, en retribución realiza un gasto enorme, o retira fondos a escondidas en represalia. El comportamiento es exactamente igual que cuando se descubre a una/un amante: confrontador, perseguidor y con un gran resentimiento. Y el que ha ocultado, lo que hace usualmente es negar a morir. La consecuencia es usualmente la separación, o sino una herida muy grande, difícil de reparar.

Confianza y acuerdos

El matrimonio es una institución en la que debe primar la confianza, en la que tanto esposo y esposa deben ser personas confiables para el otro. Donde la lealtad y la sinceridad deben estar presentes siempre. No se trata de una relación en la que tengo que cuidarme del otro y vigilarlo para que no me traicione. ¿Para que nos puede servir ocultar las finanzas y las inversiones a la pareja? Cuando oculto algo es porque obviamente no quiero que el otro se entere, es un secreto.

Existen experiencias muy dolorosas, para un hombre que está haciendo grandes esfuerzos para mantener a su familia, y en dónde hay necesidades, descubrir que su esposa con sus ingresos tiene una cuenta secreta, así como para una mujer puede ser terrible encontrar la escritura de un departamento cuando todavía no tienen casa propia y alquilan año tras año. O mujeres que esconden cuentas de ahorro porque quieren estar preparadas en caso el matrimonio termine, y hombres que tienen estas cuentas escondidas como fondos de provisión para un imprevisto, creyendo que si revelan su existencia, él otro va a despilfarrar.

Algunos argumentan que el que genera los ingresos debe tener autonomía y libertad sobre la disposición de éstos. Otros, que la esposa u esposo son muy gastadores, y que si estuvieran enterados de la realidad de los ingresos o de los ahorros se lo gastarían todo. Habrá parejas para quienes esto ya es un acuerdo desde el inicio de su relación, en dónde uno administra libremente sin dar cuenta, y compartiendo lo que le parece, Pero hay otras que no se han definido bajo éstas premisas, y justamente esperan poder compartir las decisiones económicas, más aún si son los dos los que aportan al hogar.

“Cuentas claras chocolate espeso”

Un matrimonio que aspira a vivir plenamente la confianza, y alcanzar la madurez, deberían estar en capacidad de ser muy sinceros el uno con el otro, sobre lo que se tiene, y el destino que se le dará. Y en caso de desacuerdo, lo saludable será conciliar, y no por temor a la reacción del otro, ocultar.

La infidelidad económica es una crisis que podemos evitar. No se trata de compartirlo todo y perder completamente la intimidad y la autonomía, sino de llegar a acuerdos, en los que pueden contemplar presupuestos y prioridades, así como grados de libertad mutuos, de libre disposición.

Etiquetado como
María Fernanda Noboa

Psicoterapeuta de Familia y de Pareja

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

CONTÁCTANOS

    • Contribuye a formar familias con valores y herramientas que eduquen con la firmeza y AMOR necesarios para cimentar una sociedad de cambios constantes
    • Porque Padres educados pueden educar con la firmeza y Amor necesarios para cimentar una sociedad que enfrenta cambios constantes

 

  • Escríbenos a nuestro Consultorio Online
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…